Se negó a declarar el menor involucrado en el crimen del motociclista

El adolescente de 15 años se presentó esta mañana en la fiscalía pero prefirió no prestar declaración ante la fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Mariana Baqueiro.

Por Redaccion

viernes 5 de abril, 2019

El menor que está acusado de participar en el asesinato de Tomás Carlos Marcos que tuvo lugar en la noche del martes se negó a brindar declaración testimonial ante las autoridades del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil y permanecerá alojado en el Centro Cerrado de Batán.

El adolescente, de 15 años, se presentó en la fiscalía, donde se interiorizó de los alcances de la causa a partir de la representación que esgrime el defensor oficial Rodrigo de la Plaza, pero se negó a aportar su versión de los hechos ante la fiscal Mariana Baqueiro, según confirmaron fuentes judiciales consultadas por El Marplatense.

El joven había sido aprehendido este jueves por la tarde por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones de Mar del Plata, ubicado en Tucumán y Garay, luego de que se presentara voluntariamente -y acompañado por su madre- en el Juzgado de Garantías del Joven.

Según pudieron reconstruir los investigadores, el menor habría sido quien conducía el vehículo desde el que le dispararon a la víctima, un playero de 62 años. Los delincuentes, que también estaban a bordo de una moto, interceptaron a la víctima -que iba a bordo de otra Yamaha XTZ de 125 cilindradas- y a punta de arma le exigieron el rodado.

Aún se esperan los resultados de la indagatoria que debe realizar en paralelo el titular de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) N°5, Alejandro Pellegrinelli, con relación al otro joven de 20 años, quien está sindicado como el autor del disparo que le causó la muerte instantánea a Marcos.

El imputado fue detenido durante la mañana del jueves, después de una serie de allanamientos que encabezó la Policía Bonaerense y la DDI en el barrio Santa Celina. A través de cámaras de seguridad particulares y del Centro de Operaciones y Monitoreo, los investigadores pudieron reconstruir la huida de los motochorros. Las imágenes permitieron identificar a los delincuentes y facilitar su detención.

El fiscal aseguró en una conferencia de prensa que los presuntos motochorros se dedicaban al “robo y desguace” de motocicletas. El funcionario dijo que en el domicilio que se allanó en el barrio Santa Celina se pudieron obtener “especialmente algunos elementos que tienen que ver con la actividad de estos jóvenes: la sustracción y el robo de motos para su desguace y la venta de autopartes”.

Comentarios