La construcción marplatense insiste con volver a trabajar: qué dice el pedido enviado a Provincia

Tras la negativa del gobierno de Axel Kicillof, la Comisión de Reactivación Económica decidió insistir con el pedido de excepción para que se retome la obra privada en Mar del Plata.

Por Redacción

miércoles 16 de septiembre, 2020

Por Carlos Walker 

Tal como adelantó El Marplatense, la Comisión de Reactivación Económica retomó su actividad esta semana. A pesar del “portazo” del Frente de Todos, el Ejecutivo local y el resto de los bloques políticos del Concejo Deliberante decidieron profundizar el trabajo del espacio clave que recomienda al intendente Guillermo Montenegro la autorización de permisos precarios para avanzar con la reapertura de actividades en el distrito de General Pueyrredon.

Sin la presencia del Frente de Todos y el Frente Renovador, la Comisión Especial arrancó con una serie de sesiones de Zoom con diferentes sectores de la producción marplatense.

Nos reunimos con integrantes del sector de la construcción para trabajar juntos en la readecuación del protocolo de la obra privada, a fin de elevarlo al gobierno provincial. Es fundamental escuchar las necesidades de un sector productivo tan importante para la ciudad”, explicó el secretario de Desarrollo Productivo del municipio, Fernando Muro.

En ese sentido, el funcionario de Guillermo Montenegro sostuvo que “de esta manera, nos reuniremos con los distintos sectores productivos de la ciudad a fin de que algunas actividades, como la gastronomía, el comercio, los gimnasios, los balnearios, los alquileres de temporada, entre otras, sean reconsideradas y puedan volver a trabajar”.

Durante la pasada semana, la comuna elevó a la Provincia un pedido de excepción para que la obra privada quedara igualada con la pública y funcionara en fase 3. Sin embargo, el gobierno de Axel Kicillof rechazó la solicitud ya que ese rubro no estaba permitido en el estadio del aislamiento en que se encuentra el Partido de General Pueyrredon.

Tras la negativa del gobierno provincial, la Comisión de Reactivación Económica decidió insistir con el pedido de excepción para que se retome la obra privada en la ciudad.

En una nota enviada al jefe de gabinete provincial, Carlos Bianco, se explicó que “solicitamos la habilitación de la actividad Obra privada de construcción del mismo modo que se haya habilitada la obra pública dentro del Partido de General Pueyrredon, pero aplicando una expresa prohibición para el uso del transporte público de pasajeros”.

En el documento, al cual este medio tuvo acceso, se indicó que “mantuvimos una reunión conjunta entre el Poder Ejecutivo Municipal, la Comisión de Reactivación del Honorable Concejo Deliberante conformada por miembros de diversos partidos, la UOCRA, el Centro de Constructores y Anexos, y, la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios”.

“En dicho encuentro todas las partes resolvimos solicitar a las autoridades provinciales la presente habilitación de manera conjunta, asumiendo el compromiso de prohibir el uso del transporte público y fiscalizar su cumplimiento. Nuestro pedido responde al hecho de que la manera de trabajar en ambos tipos de obra (pública y privada) es idéntica, de hecho ambas conforman la industria de la construcción y comparten el mismo protocolo sanitario”, se puntualizó.

A continuación, se remarcó que “su razonabilidad en términos sanitarios estuvo a la vista en los casi cuatro meses de trabajo ininterrumpido dentro del Partido, en los cuales el sector, con 450 obras privadas activas y más de 5000 trabajadores, dio sólo 9 contagios (todos originados fuera de la obra). Atento a esta evidencia, verificamos que en el AMBA la obra privada ha quedado encuadrada en fase 4 por la contingencia del uso del transporte público en dicha zona, y que al extender el sistema de fases al interior de la provincia hemos quedado a entender del sector mal encuadrados; siendo que aquí la actividad se desarrolla de forma tal que en su mayoría los trabajadores de la Construcción no utilizan el transporte público (según relevamientos efectuados por la UOCRA el porcentaje de uso del transporte público ronda el 7%)”.

“En tal sentido, en pos de lograr reactivar las obras y a la par dar tranquilidad a las autoridades, proponemos que se prohíba expresamente el uso del transporte público de pasajeros, situación que será expresamente fiscalizada por el sindicato y el Municipio. De tal manera, los trabajadores de la construcción usarán sus medios de locomoción particulares o los medios de locomoción provistos por las empresas. Valga destacar que el cierre intempestivo de la actividad el 29 de agosto, motivó una medida de fuerza por parte de la UOCRA denominada ‘huelga a la japonesa’ que tuvo alto acatamiento y continúa vigente”, se subrayó.

A su vez, se alertó que “el parate de la actividad no sólo pone en riesgo miles de fuentes de trabajo, con contratistas al borde de la quiebra y compañeros sin posibilidad de cobrar sus salarios; sino que en términos sanitarios el cierre de las obras ha llevado a la proliferación de las 'changas' con los riesgos ciertos que aquello conlleva, pues dentro de una casa no hay protocolo sanitario que valga. La obra habilitada sigue el protocolo y es periódicamente inspeccionada por las autoridades y el gremio, pero en la informalidad de la changa el riesgo sanitario es cierto y evidente”.

Para finalizar, el sector de la construcción destacó “la injusticia que representa que sea la única industria parada, máxime cuando su actividad se desarrolla esencialmente al aire libre, en espacios abiertos y ventilados, lo que minimiza el riesgo de contagio”.

“En resumen, de otorgarnos la habilitación solicitada, dejamos expresamente indicado que: 1) la actividad se desarrollará con el mismo protocolo aprobado y aplicado exitosamente al momento, incorporando la expresa prohibición del uso del transporte público de pasajeros. 2) el esquema de fiscalización será el implementado por el Municipio; incorporando la fiscalización de la UOCRA. 3) la franja horaria habilitada será de lunes a viernes de 7 a 18 hs. y sábados de 8 a 13”, finaliza el documento.

Comentarios