Ataque a botellazos: los dos acusados quedaron detenidos en Batán y Montín salió de terapia intensiva

Galvano (reconoció haberlo agredido) y Bracamonte fueron alojados en el penal marplatense. En tanto, la víctima pasó a una sala de terapia intermedia.

Por Redacción

jueves 21 de enero, 2021

Dos de los tres imputados por el ataque a botellazos contra un joven de 20 años en el boliche Ananá finalmente quedaron detenidos, luego que el juez de Garantías avaló el pedido del fiscal que encauzó la investigación. El tercer imputado, Matías Belloso (jugador de Arsenal, hijo del ex delantero Gonzalo) se entregó a la Justicia voluntariamente seguirá el proceso en libertad.

El juez Daniel De Marco, titular del Juzgado de Garantías N° 1, hizo lugar al pedido del fiscal Paulo Cubas, que había cursado el trámite luego de indagarlos y pronto a que se venciera el plazo de la aprehensión, de 24 horas, que se produjo camino a Rosario, cuando se cree que los imputados escapaban hacia esa ciudad, donde viven.

De este modo, Gabriel Galvano, de 21 años, y Andrés Bracamonte, de 23, fueron detenidos y trasladados a la Unidad Penal 44 de Batán. En su declaración, Galvano reconoció haberlo agredido a Matías Montín, el chico que desde los primeros minutos del martes hasta hoy estuvo en terapia intensiva en el Hospital Privado de Comunidad. El fiscal le imputa el delito de "lesiones graves".

A Bracamonte, hijo del conocido "Pillín" Bracamonte, jefe de la barra de Central que en 2020 fue detenido en el marco de una investigación por lavado de dinero, Cubas le imputó el delito de "lesiones leves en riña".

La causa pasó a manos de la Unidad Funcional de Instrucción N°4, de Andrea Gómez. El fiscal Cubas confirmó que inhibió luego de solicitar medidas a Garantías: la fiscalía que encabeza es de Resolución de Conflictos Tempranos. "El hecho está dividido en dos, las lesiones leves son las del baño, que ocurren con un amigo de Montín, y las graves son afuera", explicó el fiscal.

El abogado de la víctima, Ignacio Trimarco, ya anticipó que solicitará el cambio de carátula por "tentativa de homicidio", un delito más grave que contempla penas de hasta 12 años de prisión.

Trimarco sostiene que la carátula "lesiones" se encuadraría en el caso que su cliente hubiera recibido un golpe, "no tres y aún estando en el piso, sin lugar a dudas la intención y el dolo era matar".

El episodio investigado ocurrió poco minutos después de la medianoche del lunes en el boliche "Ananá", en el Complejo La Normandina, de Playa Grande. Las versiones que ofrecieron unos y otros, los detenidos y los amigos de la víctima, se contraponen. Galvano reconoció haber sido el agresor, pero contó que pegó con la botella con la intención de defenderse.

En cambio, los amigos de Montín dijeron que él sólo se acercó para mediar y poner paños fríos a un incidente que había comenzado en el baño donde, al parecer, de acuerdo a versiones, un amigo de Montín pidió a uno de los rosarinos que se disculpara con una empleada del boliche, de quien se habría burlado.

Lo cierto es que al salir, cuando Montín se acercó los rosarinos lo agredieron a botellazos. Contaron que iban todas las noches a ese boliche y que "no somos de pelearnos".

La Justicia tiene en su poder imágenes de cámaras del boliche, en las que con muy poca nitidez se observa un tumulto de jóvenes. También tiene las que aportó el centro de monitoreo municipal, una secuencia en la que se ve cuando los detenidos, en un flamante BMW blanco, cruzan la ciudad para tomar la autovía 2.

Galvano y Bracamonte de alojaban en el Gran Hotel Mar del Plata, en Rivadavia al 2300, en el centro, y renovaban su estadía día a día. Tras la agresión, a las 10 de la mañana, cuando la noticia del ataque a botellazos contra un joven en un boliche ya circulaba en los medios, hicieron el check out y tomaron la ruta. No llegaron a destino, fueron detenidos en San Nicolás.

Montín se recuperó favorablemente, fue trasladado de terapia intensiva a una sala de terapia intermedia, según adelantó su papá, Carlos, en la puerta del hospital marplatense. Una vez que reciba el alta, retornarán a su casa en Haedo: "Ya nos queremos volver, las vacaciones terminaron el martes", dijo el hombre.

Fuente: Clarín

Comentarios