Fotomultas: el lado "B" del convenio que Montenegro busca impulsar

Tras la firma con la UNSAM, se elevó el proyecto al HCD. Pero surgen sustanciales diferencias con los beneficios que puede tener el Municipio con respecto al convenio anterior. La oposición ya marcó la cancha y desde sectores afines al oficialismo lo analizan detenidamente.

Por Redacción

sábado 15 de enero, 2022

Por Marcelo Marcel

Fotomultas. Una palabra, pero muchos temas que aparecen alrededor de esta implementación tecnológica que despierta polémicas y suma resistencia. El sistema, que busca mediante la captación de infracciones, poner un orden vial en las calles de General Pueyrredon, ya mostró una primera parte de ejecución cuando el intendente Guillermo Montenegro anunció retomar con las infracciones desde las cámaras del COM.

Nada nuevo: ese sistema lo puso en marcha el exjefe comunal Carlos Fernando Arroyo, lo que despertó en aquel momento un sinfín de críticas lideradas por una corriente de opositores acicateados desde sectores mediáticos y políticos. Pero, como sucedió con muchas cosas, la idea era buena. Y lo es, parece ser.

Ese paso hacia adelante del Ejecutivo local no fue el primero en pos de poder regular la situación en la ciudad. Unos meses antes, tras un durísimo informe presentado por Jorge Lanata en la pantalla de Canal 13, a Montenegro no le quedó otro camino que terminar el vínculo que el Municipio tenía con la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional La Plata por “exclusiva culpa” de la mencionada UTN, de acuerdo al decreto Nº 1322. De ese modo, rompió también con la CECAITRA, una Asociación Civil sin fines de lucro que nuclea a pequeñas y medianas empresas proveedoras de equipos tecnológicos, software y servicios relacionados a la seguridad vial.

"Es un convenio anterior que tiene algunas dificultades y que no ha logrado el desarrollo que se esperaba, ni mucho menos, además de que se registra una serie de incumplimientos", remarcó en diálogo con CNN Radio Mar del Plata (FM 88.3), Santiago Bonifatti, el secretario de Gobierno local.

De ese modo, el gobierno de Montenegro avanzó con un nuevo proyecto y anunció, hace una semana, la firma de un convenio con la Universidad de San Martin (UNSAM) que, obviamente, fue elevado al Honorable Concejo Deliberante para su tratamiento. En la documentación presentada, también se prevé un sistema de denuncia ciudadana en casos de estacionamiento indebido. Una suerte de sheriff ciudadano, algo que a simple vista parece complejo de instrumentar. 

De acuerdo a lo anunciado oficialmente, se prevé la incorporación de unos 50 dispositivos ubicados en distintos puntos de la ciudad que fueron determinados a partir del análisis de los lugares donde más siniestros viales se producen.

Se estima -se difundió- que en el transcurso del año se instalen unos doscientos dispositivos de detección automática de infracciones de tránsito, entre cinemómetros y semafóricos, siempre ubicados con la debida señalización previa y con el objetivo de detectar tanto excesos del límite de la velocidad permitida así como el cruce de semáforos en rojo.

Otro de los aportes adicionales que permite este acuerdo es que se permitirá el manejo de todos las cámaras desde el COM, lo que también contribuye a darle un mayor volumen al monitoreo generando además un aporte en materia de seguridad ciudadana, señalaron oficialmente. Sobre la aparatología indica que lo proveerá la UNSAM, pero no de quién será la titularidad de todo lo que se instale. 

Ante todo ello, El Marplatense inició una serie de consultas para poder determinar algunas cuestiones referidas al nuevo convenio que ya mostró posiciones encontradas de distintos sectores. Hay quienes, como el bloque Crear Juntos, que ya salió a manifestarse en contra y pone el acento en algunos puntos, y otros, más afines al oficialismo, que mandaron a decir puertas para adentro que "de esa forma, como está redactado, difícilmente podamos acompañarlo". Si a esta posición se le suma lo que proponga el Frente de Todos, el proyecto de Montenegro, hoy, transita por aguas no calmas. 

Claramente, un análisis entre los puntos más relevantes del convenio que firmó Montenegro dejan en claro que el Municipio no contará con mayores recursos de los que tenía con el convenio anterior, además de no poder contar con la evaluación de todas las infracciones a partir de la creación de una comisión de seguimiento, monitoreo y control de la Ejecución del convenio, que en aquellos tiempos integraba el ahora secretario de Gobierno Santiago Bonifatti.

Entre las principales diferencias, documentación a la que tuvo acceso El Marplatense, un pre informe elaborado por sectores que integran la comisión asesora de seguridad vial (una importante idea cristalizada, y que está coordinada por la Subsecretaría de Movilidad Urbana en representación del Departamento Ejecutivo e integrada por representantes del Departamento Ejecutivo y Deliberativo y diferentes organismos oficiales, asociaciones intermedias, colegios profesionales y ONG, entre las que se destacan las que representan a familiares de víctimas), se puede considerar lo siguiente:

PRINCIPALES DIFERENCIAS
CONVENIO UTN - Regional La Plata (CUTN):
-Creaba la COMISIÓN DE SEGUIMIENTO, MONITOREO Y CONTROL DE LA EJECUCIÓN DEL CONVENIO DE FOTOMULTAS (ordenanza 23.484), conformada por dos miembros del departamento ejecutivo y 3 miembros del deliberativo. La misma tenía entre sus funciones: la evaluación de todas las infracciones, requiriendo de su aprobación para que los presuntos infractores sean notificados. Con información de diferentes organismos aprobaba los lugares y condiciones en los cuales debía colocarse cada cinemómetro y demás instrumentos de medición y señalización. En definitiva tenía la potestad de auditar todo el proceso, incluso por diferentes fuerzas políticas, brindando mayor control ciudadano y transparencia.
-CONVENIO UNSAM (CUNSAM):
No crea ninguna comisión en su proyecto de ordenanza, por lo que se pierde una herramienta fundamental de control al privado, de protección al ciudadano y transparencia.

-CONVENIO UTN - Regional La Plata (CUTN):
Proponía un plazo de gracia de 60 días desde la inicio del sistema, en el cual las infracciones no serían cobradas, se realizaba un llamado de atención por única vez. Asimismo se comunicaría por medios y por la página web del municipio la ubicación de los radares e información del sistema.
-CONVENIO UNSAM (CUNSAM):
No plantea plazo de gracia alguno.

-CONVENIO U UTN - Regional La Plata (CUTN):
Plazo de 4 años, con opción de prórroga por 2 años más.
-CONVENIO UNSAM (CUNSAM):
Plazo de 5 años, renovable automáticamente por mismo plazo (5 años).

-CONVENIO UTN - Regional La Plata (CUTN):
La distribución es de la recaudación es:
• 20% Provincia
• 50% Municipalidad
• 30% Universidad
-CONVENIO UNSAM (CUNSAM):
La distribución es de la recaudación es:
• 20% Provincia
• 24% Municipalidad
• 56% Universidad

-CONVENIO UTN - Regional La Plata (CUTN):
Destina el 10 % del total recaudado por el municipio a la educación vial, infraestructura vial e infraestructura de tránsito. Cabe resaltar que nunca se utilizó para tal fin dicho fondo.
-CONVENIO UNSAM (CUNSAM):
No reinvierte en seguridad vial.

-CONVENIO UTN - Regional La Plata (CUTN):
En el anexo II del convenio, detalla la cantidad que la Universidad proveerá de cada equipo, más allá de posibles futuras ampliaciones.
Por otro lado, el convenio establece expresamente que el equipamiento quedará como propiedad de LA MUNICIPALIDAD desde el inicio del contrato.
-CONVENIO UNSAM (CUNSAM):
No detalla el convenio las cantidades, solo brinda características de los equipos, lo que imposibilita exigir cumplimientos de entregas a la Universidad. No incluye camionetas para montaje de los cinemómetros móviles, equipamiento para juzgados de faltas, sistema de comunicaciones para la futura independencia del sistema, etc.
No hace mención expresa en cuanto a la titularidad.

-CONVENIO UTN - Regional La Plata (CUTN):
No condiciona la publicación de la información a la Universidad.
-CONVENIO UNSAM (CUNSAM):
En la cláusula novena, indica los derechos sobre documentación e información, su confidencialidad y titularidad de las partes, debiendo el municipio requerir la autorización de la Universidad para publicar información del sistema y hacerlo más transparente.

Indudablemente, como todo proyecto que eleva el Ejecutivo local, las discusiones estarán a la orden del día. Con un deliberativo en marcha lenta, que se tomó más de un mes para transparentar sus comisiones y aún no tiene fecha de inicio formal de actividades, este proyecto será uno de los temas a seguir.

El convenio ya está firmado y comunicado. Y elevado al HCD. No hay dudas que la crisis en el tránsito tiene que tener un orden y mediante un plan de medidas se puede conseguir. Es la intención de Montenegro, no se duda. Pero, habrá que observar detenidamente cuánto tiempo llevará aprobarlo. Mientras, las calles nos muestra todos los días hechos y situaciones de siniestros viales que lejos están de una ciudad ordenada en ese sentido.

Comentarios