22° C
Clear
Clear

Boleto a $13,55: la trama del aumento en el Concejo Deliberante

Este martes llegó a los concejales el estudio de costos realizado por el Municipio que da un incremento de casi 4 pesos sobre el actual valor. Tiene que pasar por dos comisiones para que vuelva a discutirse en sesión. Los entretelones acerca de los votos necesarios y la metodología de incremento.

Por Redacción

martes 31 de julio, 2018

El Municipio presentó este martes el estudio de costos sobre el valor actualizado del boleto de colectivo en General Pueyrredon. Sugieren incrementarlo $3,77 sobre la tarifa actual de $9,85, es decir un viaje a $13,55 (37,5%).

Representa $1,99 por encima del anterior informe brindado hace dos meses por el Ejecutivo, que daba un boleto a $11,56. El expediente fue devuelto a comisiones por la falta de votos del oficialismo. Dentro de las principales críticas, se remarcaban inconsistencias en el cálculo de la cifra, por lo que consideraban que el incremento debía ser menor.

Sin embargo, la elaboración del estudio no sufrió alteraciones en su metodología. Se mantuvo su confección, aunque “poniendo al día” las variables salariales de los choferes y de los insumos que se necesitan para el funcionamiento de las unidades. Por ejemplo, se reparó en los neumáticos, aceites, filtros, entre otros costos operativos que se tuvieron en cuenta.

El subsecretario de Transporte y Tránsito Municipal, Claudio Cambareri, afirmó que el informe “no es vinculante” por lo cual dependerá de los ediles fijar cuál será el valor del viaje. Sin embargo, desde el entorno del intendente Carlos Arroyo no piensan en alterar demasiado ese monto ya que los empresarios recibieron la promesa de un boleto “superior a los 13 pesos”. Ante la falta de consenso de los representantes legislativos, los transpostistas habían pedido un nuevo estudio que lleve la tarifa a $14,77.

En consecuencia, más allá de analizar una posible “rebaja” para “redondear” el número del aumento, lo que está en tela de juicio en la actualidad es cómo se aplicará estas modificaciones.

La conclusión del estudio de costos.
La conclusión del estudio de costos.

El viernes pasado, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, confirmó que desde el 15 de agosto aumentarán las tarifas de colectivos y trenes del área metropolitana en tres etapas, lo que representará un 30 por ciento de ajuste. En el caso de los colectivos, el boleto mínimo pasará a costar $11 en agosto (actualmente es de $10), $12 en septiembre y $13 en octubre.

Según el nuevo cuadro tarifario, las líneas San Martín, Sarmiento y Mitre también tendrán un ajuste progresivo: aumentarán $0,75 en agosto, $0,75 en septiembre y $0,50 en octubre para terminar el 2018 con $8,75. Para las líneas Belgrano Sur y Roca, el aumento será de 0,75 cada mes, con lo cual cerrará el año en $5,50. Por su parte, el Belgrano Norte subirá $0,50 cada mes hasta octubre, mientras que la tarifa mínima en el Urquiza irá de $3,50 a $5,75.

Según las cifras oficiales, Mar del Plata se encuentra en las últimas posiciones con relación al valor de su tarifa, si se la compara con otros conglomerados nacionales de referencia. Por ejemplo, Neuquén, primera en este ranking, se ubica por encima de la ciudad por $9,27 ($19,12 cuesta, mientras que aquí sale $9,85). Por citar un ejemplo cercano, Tandil posee una tarifa a $13,36, aunque pasará a costar $14,17 a partir de agosto.

El Ejecutivo sabe que la decisión que tome afectará la tradicional metodología de incremento, previsto en los últimos años para fines de diciembre. No solo significará una nueva suba en 7 meses, sino que se procederá a una suba inédita que podría modificar en casi 4 pesos de diferencia con la actual tarifa.

Los funcionarios están resolviendo con el intendente Carlos Arroyo cuál será la modalidad de incremento. La posibilidad más concreta está vinculada a seguir los pagos del Gobierno nacional, es decir aumentos progresivos, que eviten “el shock” de una noticia agresiva para el usuario.

Por ejemplo, si se mantiene la actual cifra de $13,55, podría determinarse una suba mensual de $1,23 aproximadamente. Es decir, subiendo más de un peso por mes. La flexibilidad de los incrementos podría concretarse quizás hasta noviembre o diciembre, o, inclusive, ajustarlo a cláusulas inflacionarias, en caso de nuevas escaladas cambiarias. Se evita el menor costo político. Hasta ahora, corre con ventaja esta probabilidad, la misma que había sido instada por los concesionarios a comienzos de año, que no corrió con el acompañamiento oficial.

Mientras tanto, el grupo de concejales afines al jefe comunal busca afianzar el espacio de Cambiemos para llegar a una votación en comisiones, y en la sesión, que no tenga nuevas sorpresas. Menuda misión representará para el arroyismo ante las inquietudes de la Coalición Cívica y la UCR, cuyos miembros habían reparado en rebajas de la anterior presentación a $11.56. Si logra ese aval, la mayoría automática de la coalición gobernante no tendrá escollos.

El lunes se presume que comenzará a tratarse en la Comisión de Transporte (deberá pasar también por Legislación). Si el oficialismo llega a ese momento con los votos buscará agilizar las instancias previas para llegar “lo antes posible a la sesión y que salga el aumento”. Caso contrario, dilatará el tratamiento y forzará los pasos burocráticos para llegar a un abordaje “semana a semana”. Esta situación podría generar que el boleto recién pueda aprobarse a fines de agosto.

 

Comentarios