8° C
Clear
Clear

El Consejo Escolar, tomado por un grupo de alumnos y organizaciones

La medida se decidió para instar a respuestas “urgentes” por parte de las autoridades del organismo, que permanece a cargo de Marcelo Di Mario, por el “estado de precariedad” que acusan en los establecimientos de Mar del Plata. Tenso momento se vive en la sede ubicada en Colón al 6000.

Por Redaccion

jueves 23 de agosto, 2018

El Consejo Escolar vuelve a ser escenario de un tenso conflicto: ahora no son directivos de escuelas y familias los que protestan en las instalaciones por la comida que se brinda en los comedores de las instituciones, sino que estudiantes,  docentes y organizaciones mantienen una “toma” para exigir soluciones por los problemas edilicios que se replican en los establecimientos.

Los dirigentes de izquierda y las comunidades educativas que se movilizaron hasta la sede ubicada en Avenida Colón al 6040 decidieron que persista la medida sobre la sala de asambleas, hasta tanto se reciban respuestas que permitan revertir “el estado de precariedad y la falta de gas” que denuncian en las escuelas, según pudo confirmar El Marplatense.

Desde que Marcelo Di Mario, el director provincial de Consejos Escolares, se puso al frente de la administración del organismo en la ciudad, se multiplicaron las denuncias por graves problemáticas edilicias, que llegaron a motivar la suspensión de clases en 26 establecimientos de manera simultáneo.

Los reclamos y las movilizaciones son diarias. Este mismo jueves a la mañana, diferentes comunidades hicieron otras protestas paralelas, que incluyeron “frazadazos” en muchos casos para visibilizar la falta de calefacción y gas, en pleno invierno marplatense.

La semana pasada, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) también había encabezado otra movilización al Consejo Escolar para insistir en el pedido de respuestas por los inconvenientes en infraestructura.

“No hay nadie a cargo ni que reciba los reclamos. Los consejeros escolares están separados de sus funciones, y es un distrito que en infraestructura está a la deriva. No existe la prevención“, denunció a este medio Susana Aranguren, secretaria adjunta del gremio, quien insistió: “Di Mario dijo que iba a venir dos veces por semana a firmar lo que tuviera que firmar y nada más pero el distrito sigue acéfalo”.

 

Comentarios