mamá de Lucía Bernaola

Tolerancia cero: “Es un avance pero cada uno debe cambiar su cultura”

Veronica Borelli, la mamá de Lucía Bernaola, quien murió atropellada en el accidente que protagonizó Federico Sasso en la cost,a celebró el decreto del Municipio al sostener que el alcohol es la “droga más peligrosa” al volante. “Es un pasito más”, confió.

Por Redacción

miércoles 26 de septiembre, 2018

El pedido de tolerancia cero en los controles de alcoholemia, que finalmente este martes se puso en vigencia tras un decreto del Ejecutivo, se escuchó con mayor énfasis en voz del Intendente Carlos Arroyo a partir de la conmoción que había generado el fatal accidente que protagonizó Federico Sasso el año pasado en la costa y que terminó con la vida de Lucía Bernaola.

Este fin de semana fue sangriento y no tiene que volver a ocurrir. Vamos a ser extremadamente riguroso con el tema velocidad. Sépanlo, yo aviso. El que avisa no traiciona”, había advertido el Intendente, en una conferencia de prensa que brindó a pocas horas del siniestro, en la que formalizó el pedido formal a la Provincia para que se aplique la medida.

Pese a la insistencia del jefe comunal, los pedidos en el ámbito de la legislatura provincial no vieron mayores avances y tuvo que recurrir a un decreto para su implementación. Y tras conocerse la novedad, Verónica Borelli, la mamá de la menor fallecida, pudo decir, después de muchos meses de angustia y reveses judiciales en contra, que recibió “contenta” la decisión del Gobierno local.

En diálogo con El Marplatense, la madre de Lucía consideró que es “muy importante” la puesta en vigencia de la tolerancia cero al remarcar que el alcohol es la “droga más peligrosa que puede haber” al volante. “Yo trate de dejar un mensaje, dejar algo bueno, me parece que alcohol cero es lo que tiene que haber”, reflexionó, y sostuvo: “La gente no toma consciencia. Los jóvenes son las personas que más conducen alcoholizados”.

Pese a ello, Borelli también insistió en la necesidad de que haya una mayor conciencia personal por parte de los conductores, después de la ingesta de  bebida alcohólicas. “Por más que pongan tolerancia cero, si no te importa nada la vida del otro e inclusive tu vida propia, estaramos complicados. Si la cultura del manejo no cambia por uno mismo, esto no va a cambiar nunca”, apuntó, y aclaró: “Por supuesto que faltan muchas más cosas”.

“Siempre trato de pensar en positivo y creo que va a sumar la tolerancia cero, aunque también sé que tendrá que estar acompañado de muchísimas más medidas. Pero siempre es un pasito más y por suerte algo se va logrando de a poco“, celebró.

En este marco, la mamá de Lucía Bernaola también destacó el respaldo que le brindaron desde el Municipio, en el marco de la causa que ya cumplió más de un año y que tiene fecha de juicio contra Sasso el 11 de marzo de 2019. “Yo siento que las autoridades me acompañaron, pero no siento lo mismo con la Justicia”, apuntó, y reconoció: “Las veces que pude hablar con el Intendente, a mí me escucho y trató de hacer lo poco que he pedido”.

“EL PODER ECONÓMICO SIEMPRE LE GANA A LA VÍCTIMA”

La madre de la menor de 8 años dijo que sigue a la espera de que se resuelva a la apelación para que se le revoque la prisión domiciliaria al joven, después de que en julio otra vez la Justicia rechazara el pedido de la familia para que cumpla la prisión preventiva en la cárcel.

“Hace dos meses y medio que estoy esperando que los jueces de la cámara resuelvan la apelación con respecto a Sasso. El poder judicial es la basura más grande que hay en Mar del Plata”, aseveró, y añadió: “El poder económico siempre le gana a la víctima, es así”.

Borelli confesó no tener grandes expectativas con el resultado que arroje el juicio oral y se mostró convencida de que apelará el fallo en caso de no ser satisfactorio para que se expida un Tribunal superior, y por fuera de la ciudad. “Me interesa que la causa de Lucía se vaya de Mar del Plata; me parece que hay mucha corrupción y basura acá”, concluyó.

Comentarios