13° C
Clear
Clear

La Cámara apartó al juez que investigaba a Todisco y Municoy

El fiscal Stornelli lo solicitó por la demora del juez Luis Rodríguez en indagar y avanzar sobre el recupero de bienes por 70 millones de dólares que tenía el ex secretario de los Kirchner, Daniel Muñoz. Ahora se deberá sortear quien lo reemplace. Municoy podría volver a prisión, ya que en la resolución también se anuló la eximición de prisión.

Por Redacción

miércoles 31 de octubre, 2018

La Cámara Federal porteña apartó este miércoles al juez federal Luis Rodríguez de la causa que investiga por lavado de dinero a los empresarios marplatenses Sergio Todisco y Elizabeth Ortiz Municoy, los supuestos testaferros del ex secretario privado de los Kirchner, Daniel Muñoz, que está relacionada con la causa de “los cuadernos de las coimas”.

El apartamiento de Rodríguez había sido pedido por el fiscal Carlos Stornelli por su demora en indagar y avanzar sobre el recupero de los bienes por 70 millones de dólares que tenía Muñoz en departamentos y cuentas en EE.UU., muchos de ellos a nombre de sociedades creadas por Municoy y Todisco. Ahora se deberá sortear otra juez que reemplace a Rodríguez.

En una resolución, firmada por los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, el tribunal también anuló la exención de prisión de la viuda de Muñoz, Carolina Pochetti, y sus testaferros Todisco, Ortiz Municoy y Carlos Cortez que había dispuesto Rodríguez.

Por eso, Municoy podría volver a prisión, ya que, después de declarar como arrepentida en la causa de los cuadernos, el juez Claudio Bonadio homologó el acuerdo que suscribió con Stornelli y fue liberada. En cambio, su ex marido, Todisco, y Pochetti continúan detenidos, pese a que el empresario textil declaró también como arrepentido. 

La cámara citó la apelación de Stornelli en la que había recordado que “el juez no ha dispuesto –a más de un mes de la presentación que iniciara este debate- medida alguna tendiente a cautelar los fondos detectados en el extranjero”.

El fiscal sostuvo que las condenas que habría por lavado de dinero “supera ampliamente el techo de los ocho años de prisión” y si son condenados tendrían una pena de cumplimiento efectivo.

Luego Stornelli sostuvo que la caución de 10 millones contra los acusados “es sólo 0,3% del total reconvertido ilícitamente (70 millones de dólares) y habría de neutralizar todos los riesgos de obstrucción en orden a su recupero, máxime –e insisto- cuando ni siquiera se ha ordenado el congelamiento de los productos sí debidamente identificados”.

Rodríguez sería amigo y compadre del operador judicial del peronismo y miembro de la auditoría general de la Nación, Javier Fernández, quien está procesado en la causa de los cuadernos.

Ahora, será el magistrado que quede a cargo de la causa quien “deba dar respuesta a las pretensiones que se han efectuado, teniendo en cuenta las pautas trazadas por esta cámara” para avanzar en la investigación que venía demorada, según indicó Clarín.

El tribunal recordó que ese “dinero se mantuvo en movimiento, siendo transferido a entidades financieras de otros Estados de Norteamérica, así como a México (capital) y China (Hong Kong). También se presumen envíos a Andorra, concretamente a cuentas a nombre de diferentes empresas y personas, en la que estaría también implicada una casa de cambio marplatense. Incluso –alega el acusador- los traspasos financieros se han mantenido en el tiempo, hasta épocas actuales”. Según la Cámara, las resoluciones del juez que eximieron de prisión a los imputados son inválidas por falta de fundamentación.

Comentarios