PROYECCIONES PARA ESTE 2018

Pasó un año de fuertes inversiones para los hospitales de la ciudad

La remodelaciones en las guardias, la construcción de nuevos consultorios externos, las refacciones en la terapia intermedia e intensiva, aparecen como algunas de las principales obras que dejó el 2017. Sin embargo, las autoridades mantienen expectativas para 2018 a partir de una apuesta que se renueva.

Por Redacción

miércoles 3 de enero, 2018

El 2017 dejó un saldo más que positivo para el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) y el Materno Infantil de Mar del Plata. Si bien las necesidades y carencias aparecen como constantes que siempre se renuevan, las fuertes inversiones que se destinaron a lo largo de este año lograron verse traducidas en la culminación de obras de infraestructrua de envergadura.

En este 2018, la principal apuesta está en lograr en el corto y mediano plazo la optimización de la atención médica y su funcionamiento. Las autoridades hospitaliarias mantienen importantes apuestas y expectativas para los próximos meses.

A principios de mayo pasado, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal anunció una inversión de aproximadamente 1.100 millones de pesos para llevar adelante la puesta en valor de las guardias de 43 hospitales bonaerenses.

En ese número, la mandataria incluyó como prioridades al HIGA y el Materno infantil, y los trabajos que estaban proyectados fueron finalizados en el transcurso de octubre. En el primer caso, implicó una inversión de 22 millones de pesos, mientras que en el segundo se asignó un presupuesto aproximado de 7 millones.

El plan no sólo se propuso como eje realizar remodelaciones estructurales, sino también de funcionamiento. Con estos trabajos, se instaló un nuevo sistema de atención denominado “triage”, en el que se clasifica a los pacientes según la urgencia de las sintomatologías que presentan.

Las clasificaciones están divididas en categorías marcadas por los colores verde, amarillo y rojo. Rojo es lo que se denomina “ugente”, amarillo significa que puede haber un lapso de espera de “media hora”, y verde clasifica para las patologías que pueden tener una “demora de hasta 120 minutos”.

Cuando el hospital clasifica la emergencia, la persona podrá saber el tiempo de espera que tendrá para su consulta. De este modo, el Gobierno busca optimizar el flujo de pacientes que esperan en las guardias hospitalarias.

La directora ejecutiva del Materno Infantil, Viviana Bernabei, que asumió en el cargo a principios de mayo pasado en reemplazo de Hugo Casarsa, trazó un balance positivo del funcionamiento del nuevo sistema aunque también reconoció “algunas quejas” ligadas a la “demora en la atención”.

En este sentido, la principal referente del nosocomio le explicó a El Marplatense que hay problemáticas que “relentizan” el sistema de conectividad que fue implementado por la Provincia. “Es un problema de conectividad, pero lo vamos resolviendo día a día y creo que en el mediano plazo todos nos vamos a terminar de adaptar”, confió.

“Esto es cuestión de ir acomodándonos a un sistema nuevo que es bien funcional tanto para los médicos que atienden como para la atención de pacientes“, remarcó Bernabei, al compartir la experiencia de estos primeros meses.

Nueva terapia intermedia e intensiva en el HIGA

Los trabajos que se iniciaron en el nosocomio en noviembre de 2016, bajo una inversión de aproximadamente 28 millones de pesos por parte del Gobierno bonaerense, también llegaron a su culminación a principios de octubre de este año.

El proyecto oficial contemplaba la refacción de un sector del segundo piso, que se encontraba en desuso y con riesgo de derrumbe para ser reutilizado utilizado por el área de terapia intermedia, con características de terapia intensiva, con once habitaciones nuevas. Con ello, se puede ampliar la dotación total de camas de 300 a 330.

“A los ojos, lo que más impacta son las obras. Ver la gran obra de la terapia intermedia y ver cómo está quedando la terapia intensiva nueva, también del segundo piso, sin dudas impacta de una manera importante”, reconoció Gustavo Galbán, director del Hospital Interzonal, en diálogo con este medio.

El antes y el después

Nuevos consultorios externos en el Materno

Desde mayo pasado se lleva adelante una ambiciosa obra vinculada a la construcción de 15 consultorios externos, que demanda una inversión aproximada de 7 millones de pesos, cuyos fondos fueron aportados por la Fundación del Hospital Materno Infantil (FUNDAMI).

Las autoridades hospitalarias destacaron  la optimización que implicarán estos nuevos espacios para el funcionamiento de distintas especialidades como cirugía plástica, pediatría, psiquiatría, neonatología, entre otras.

La titular del Materno dijo que en los últimos días se realizó una nueva recorrida por las flamantes instalaciones, en las que se ultiman los “detalles finales2. “Creemos que en una semana ya va a estar habilitada la planta baja”, adelantó, y afirmó: “Los consultorios han quedado muy lindos, estéticos y funcionales. Estamos contentos porque cumplimos con los plazos previstos”.

El faltante de profesionales, la problemática sin remedio

El faltante de profesionales médicos en especialidades específicas ha sido una constante durante todo el año en el ámbito público. Ni el HIGA ni el Materno se han podido mantener ajenos a este complejo contexto.

Si bien destacó que durante 2017 se logró un ingreso total de aproximadamente 85 profesionales y la cantidad de vacantes que otorgó el Ministerio de Salud bonaerense, Gustavo Galbán reconoció un faltante de personal en el centro de trauma y emergencias del Hospital Interzonal y en el sector de lo que antes se conocía como la Unidad de Pronta Atención (UPA) Nº13.

“En la planta del hospital, todavía falta recurso humano en especialidades médicas y no médicas, que hacen a la rehabilitación de pacientes como kinesiologia, terapia ocupacional y  fonoaudiología“, detalló.

Con un panorama similar, la titular del Materno Infantil dijo que tampoco se han logrado cubrir las vacantes que concedió el Gobierno para las áreas de terapia intensiva pediátrica, crujía pediátrica y neonatología. “Esto sucede porque dentro de la ciudad no hay profesionales que se hayan presentado para proponerse como candidatos”, advirtió.

Proyecciones de obra para 2018

En el Hospital Interzonal, uno de los proyectos más ambiciosos que se desprende para el 2018 se vincula con la construcción del centro para médicos residentes, que pretende fomentar la llegada de profesionales a la ciudad.

Según adelantó Galbán, en marzo está previsto el comienzo de obra, que podría extenderse hasta 2019 inclusive. El edificio contempla un área de aproximadamente 600 metros cuadrados.

Otro de los ejes está puesto en la finalización de alrededor de 80 consultorios externos, que comenzó hace tres meses y cuya finalización está proyectada para noviembre. “Es una obra de gran envergadura que se realiza sobre 2500 metros cuadrados”, afirmó.

A ello se suman también otras tareas que se buscan materializar en las áreas de quirófanos, internación, y en la parte del subsuelo, donde se encuentran las farmacias y los depósitos.

En el Materno Infantil también aparece como uno de los proyectos protagonistas continuar con la ampliación de los consultorios externos. Con la construcción de la planta baja, se pretende en 2018 hacer lo propio con otro sector de planta alta, con un presupuesto similar.

“Todavía los planos no están pero estamos en vías de hacerlo y está también el compromiso de la Fundación del Hospital Materno Infantil (FUNDAMI) de realizar la obra”, garantizó la directora del nosocomio.

Bernabei comentó, además, que está previsto proceder con intervenciones “menores” que permitan avanzar en la refuncionalización de la sala de máquinas, que permanece intacta desde hace más de 3 décadas. “Es el corazón del hospital y vamos a estar focalizado en eso para mejorar su funcionamiento”, remarcó.

El vínculo con la comunidad

El director del Hospital Interzonal General de Agudos también reparó en la colaboración que han prestado diversas organizaciones gubernamentales para optimizar las prestaciones médicas del nosocomio. “Son cosas que no se ven tanto pero hacen al funcionamiento del hospital”, afirmó.

Galbán consideró que a lo largo de este 2017 ha habido un “acercamiento muy importante” por pare de diversa entidades, y puntualizó en la asistencia que brindó la fundación CURAR, que está focalizada en el cuidado de la diabates en el país.

“Ellos nos donaron una mesa de anestesia de alta complejidad, que cuesta casi un millón de pesos, y la la recibimos para sumarla al plantel de mesas que ya teníamos nosotros. Esta es la séptima que tenemos y nos permite sacar de circulación una vieja que teníamos. Pero hemos llegado al nivel de poder tener una mesa de más, con todo lo que eso significa para nosotros”, enfatizó.

 


 

Comentarios