16° C
Clear
Clear

Servicio Alimentario: tras el escándalo, vuelven proveedores locales

La Dirección General de Cultura y Educacion bonaerense resolvió una contratación de “urgencia”, ante las graves y constantes irregularidades denunciadas por directivos en las últimas semanas. Desde este miércoles, deberán prestar servicio en seis zonas, más los sectores que son cubiertos por Blue Catering S.A.

Por Redaccion

martes 21 de agosto, 2018

La administración de Marcelo Di Mario, que permanece a cargo del Consejo Escolar de Mar del Plata, decidió dar marcha atrás tras el escándalo que se desató por el nuevo Servicio Alimentario Escolar y volvió a contratar a los proveedores locales que habían sido excluidos de la última licitación.

Según pudo confirmar El Marplatense, Dirección General de Cultura y Educacion bonaerense convocó en las últimas horas a las autoridades del Proveedores de Servicio Alimentario Escolar Bonaerense (Prosaer) y logró acordar una contratación de “urgencia” en las últimas horas para suplantar a las empresas Agropecuaria Ancor SRL y Ricci Daniel Esteban, que daban cobertura en seis zonas del distrito.

Así, de los proveedores foráneos iniciales a los que la intervención del Consejo Escolar les había adjudicado la licitación, sólo permanecerá Blue Catering S.A, que continuará con la prestación únicamente en dos sectores.

La contratación se decidió a contrarreloj, a partir de la falta de respuestas de las firmas contratadas a las graves denuncias por irregularidades e incumplimientos que reiteraron en el paso de estas tres semanas los directivos de diferentes escuelas de Mar del Plata.

El escándalo por el Servicio Alimentario llegó a motivar la renuncia del segundo interventor del Consejo Escolar, Marcelo López, cuya gestión sólo se extendió por dos meses, en reemplazo de Roberto Angrisani, el primer hombre que fue designado por la Provincia para cumplir la función.

Desde principios de agosto, entonces, Marcelo Di Mario, el director provincial de Consejos Escolares, decidió hacerse cargo del organismo a nivel local. Se comprometió a realizar “viajes semanales” a la ciudad para poner su firma en los distintos aspectos administrativos, lo cual fue duramente criticado por los gremios docentes.

Durante la breve gestión del funcionario bonaerense, múltiples escuelas de Mar del Plata suspendieron sus clases a partir de problemas edilicios, vinculados principalmente con el gas y la calefacción. A la fecha, persisten los inconvenientes y las autoridades reclaman “celeridad” en las respuestas.

Comentarios