Un año del naufragio del Repunte: “El dolor es doble en las familias”

Así lo reconoció a El Marplatense Gabriela Sánchez, referente de los familiares de las víctimas, al referirse a la desaparición del Rigel y la falta de respuestas del Gobierno a sus pedidos. “Somos realistas con nuestro trabajo. No conseguimos nada de lo que pedimos”, se lamentó.

Por Redacción

domingo 17 de junio, 2018

La historia no cambió; se repitió. Los reclamos son los mismos de hace un año pero sobreviven todavía en el grito incansable de los familiares. Sin embargo, las vidas de los marineros se siguen perdiendo en el mar por las razones injustificadas de siempre. Y lo que tampoco cambia es el dolor, la angustia y la desolación que sigue sobrevolando a las familias, ante la falta de preocupación estatal para revertir un escenario signado por la tragedia.

Con un tono de escepticismo y desesperanza, Gabriela Sánchez, la hermana del capitán del barco marplatense Repunte, ya lo había advertido a este medio hace exactamente un mes en otra marcha por el Puerto: “Si no fuera por la lucha de los familiares no se hablaría más y la causa estaría mas hundía que el barco”.

Y en este 17 de junio de 2018, al cumplirse un año del naufragio ocurrido a 36 millas náuticas del norte de Rawson, la referente de los familiares de las víctimas lo vuelve a ratificar. “Decimos que estamos desesperanzados porque somos realistas con los resultados del trabajo que hicimos. No salió nada de lo que pedimos”, reconoció, en diálogo con El Marplatense.

Se buscó conformar una Comisión Investigadora Independiente con el Ministerio de Seguridad para profundizar el esclarecimiento del hundimiento del Repunte y cualquier otra tragedia en el mar. Se exigió el reflotamiento del casco del barco de las profundidades del mar. Se pidió que se fije una fecha de “caducidad” para la navegación los barcos pesqueros, ante la importante antigüedad que tiene la flota. Se hicieron gestiones con el Consorcio Portuario Regional para crear un Centro de Prevención, Acompañamiento y Asistencia a la víctima. Y en 12 meses, en 365 días, nada de eso ocurrió.

Hubo un “cachetazo” más para las familias, que provino del ámbito legislativo. Durante meses se había gestionado la posibilidad de una sesión de diputados en la ciudad para abordar proyectos vinculados a la causa y se había logrado acordar una fecha: viernes 15 de junio. Sin embargo, los legisladores, el miércoles anterior, a última hora, avisaron que el encuentro se postergaría, en el marco de la fuerte conmoción que provocó la desaparición del pesquero local Rigel.

“Estábamos esperando que ellos dieran una señal clara de que iban a empezar a trabajar. Era la señal histórica que todos los marplatenses esperábamos”, explicó Sánchez, sobre la importancia que tenía la jornada.

Con la carga de la frustración por la falta de avances en los proyectos y la angustia que vuelve a atravesar al Puerto por la búsqueda sin resultados del Rigel, la hermana del capitán del Repunte consideró que “este es el peor panorama que se podía tener” para esta fecha.

“Para nosotras el dolor es doble: por el hundimiento en sí, porque sabemos que es devastador, y porque vimos que toda la acción que tuvimos durante un año para que las cosas fueron diferentes nunca fue escuchada”, señaló.

Este domingo, a las 11, en la Catedral se realizará una misa por la víctimas del Repunte, mientras que para el lunes a las 16, en Avenida de los Trabajadores y 12 de Octubre, familiares volverán a concentrarse para encabezar otra marcha que visibilice su lucha. “La fuerza es siempre la misma, porque aunque en la última marcha eramos 20 y los que están siempre, sabemos que defendemos una causa justa; tiene que haber cambios para los trabajadores”, sostuvo Sánchez.

Los tripulantes que iban a bordo del navío que naufragó en junio del año pasado en aguas patagónicas son: Horacio Airala (Jefe de Máquinas), Gustavo Sánchez (Capitán), Silvano Coppola (1° oficial de máquina), Claudio Islas (Marinero), Néstor Paganini (Marinero), Jorge Luís Gaddi (Engrasador), Fabián Samite (Engrasador, oriundo de Miramar), Isaac Cabanchik (Engrasador) y José Omar Arias (1° oficial de pesca, de Puerto Madryn).

“BASTA DE GREMIALISTAS RICOS Y CÓMODOS SENTADOS EN UNA OFICINA TOMANDO MATE”

La referente de los familiares de las víctimas del barco marplatense también apuntó fuertes críticas a los dirigentes sindicales del Puerto, que intensificaron las gestiones por la incorporación de nuevos trajes de inmersión a la flota a pocas horas de que ocurriera la segunda tragedia en el mar, en menos de un año.

“Cuando se hundió el Rigel, los gremialistas salieron volando a buscar una respuesta. Qué casualidad que fueron todos al ministerio de seguridad. Lo veníamos pidiendo y eran unos de los temas que queríamos que trabajaran los diputados. En dos días lo sacaron. Lo tendrían que haber hecho mucho antes esto”, dijo, y aseveró : “Si esos trajes hubieran estado para el Repunte, no tendríamos 10 muertos como tenemos hoy”.

Sánchez recordó que los gremialistas “para lo único que se movieron fue para ir junto con los empresarios a pedir una reunión en el Consejo Federal Pesquero por el plan del langostino“. “Ellos se tienen que poner a defender los intereses de los trabajadores. Basta de gremialistas ricos y cómodos, sentados en una oficina tomando mate”, apuntó.

“A ellos (NdeR: en referencia a los dirigentes sindicales) los que lo va a mover de ese lugar de corrupción y comodidad que tienen van a ser las bases, porque están cansadas, porque son ellos, la gente, los tripulantes, los que se se suben a los barcos”, sentenció.

 

Comentarios