ANUARIO 2020

Seguridad, la asignatura pendiente en un año complejo y con crecimiento del delito

Concluye un año en Mar del Plata donde la seguridad tuvo un papel clave, potenciado por el reclamo que desde los barrios realizaron al Ejecutivo local por la falta de prevención y de patrullaje. Creció el delito en robos de motos y bicicletas y el año estuvo marcado por homicidios que tomaron trascendencia nacional. El repaso en este informe.

Por Redacción

viernes 1 de enero, 2021

Por Marcelo Marcel

El 2020 fue  un año donde la seguridad se sintió más alejada de muchos marplatenses y batanenses. O, en el juego de palabras, los vecinos tuvimos -por casos propios y de seres cercanos- la inseguridad a flor de piel. Robos, arrebatos, entraderas con muertes, algunas relacionadas con hurtos, otras producto de golpizas para robar, hicieron de Mar del Plata una ciudad marcada por varios hechos que tomaron trascendencia a lo largo de este extraño año donde prevaleció la pandemia pero también el aumento del delito.

A lo largo de este tiempo, desde distintos barrios hicieron notar la falta de seguridad en el distrito e hicieron valer su voz pidiendo más patrullaje, más presencia policial en los sectores más alejados. En muchos casos, no bastó en poder tener alarmas vecinales o en los hogares, establecer como patrón de ayuda un grupo de WhatsApp del barrio o la cuadra, para contrarrestar la seguidilla de hechos.

AUMENTO DEL DELITO EN LOS BARRIOS

"Estamos cansados", "nos roban de día o de noche" o "queremos respuestas". Acaso esas hayan sido alguna de las frases más escuchadas en el 2020 en Mar del Plata.

La policía Departamental volcó el recurso en la calle con operativos dinámicos, con la ayuda de la Patrulla Municipal, una creación del intendente Guillermo Montenegro a través del secretario Darío Oroquieta a quien las malas decisiones de no acercarse a los barrios y preferir otras acciones le jugaron a si mismo un desgaste que provocó su salida en el mes de octubre. Además, las peleas con funcionarios de Nación. Fueron, al cabo, demasiados meses en una función con pobre desempeño.

La llegada de Horacio "Totó" García le dio otra impronta al área. Mas diligente, con un discurso más preciso y pregonando que todos se sumen a la mesa donde se buscarán las soluciones, el ex funcionario de Migraciones nacional, puso en agenda algunos temas urticantes para la sociedad: seguridad en barrios puntuales (El Martillo, Sociedad de Fomento Jardín Alto Camet, Nuevo Golf, entre otros con medidas que buscan respuestas luego de ajustes de patrullajes) y dar respuesta de una vez por todas en la mal llamada Zona Roja.

De hecho, en las últimas horas hubo un avance: se colocaron más de 60 luminarias LED a lo largo de la calle San Martín, de Bronzini a Chile y también en la calle Tierra del Fuego, lindera a la fábrica láctea, donde suele haber apostados trans.

El 11 de noviembre, en una mañana calurosa, Guillermo Montenegro lo puso en funciones. "Mi relación con las fuerzas nacionales y provinciales, con las autoridades, es muy bueno y vamos a hacerla mucho mayor. También tenemos que abrir nuestro diálogo a todos los actores sociales de Mar del Plata, a la política, a las sociedades intermedias, al tercer sector. Vamos a trabajar con todos. En seguridad cada uno tiene un pedacito de la verdad. El factor político debe aglutinar esos pedazos para brindar tranquilidad al marplatense", lanzó ese día, al lado de quien él considera su amigo.

LOS DESAFÍOS DE "TOTÓ"

Unos días antes de jurar, El Marplatense presentó un amplio informe que detalló los desafíos que le esperaban al carismático "Totó" en Mar del Plata.

La agenda de la seguridad tiene en la ciudad temas para nada desconocidos: atención en los barrios, con reclamos de todo tipo y, como esto fuera poco, que la llegada del Operativo Sol no deje sin cobertura a aquellos sectores donde la inseguridad se observa y se sufre.

Otro de los puntos claves esta en darle al COM (Centro de Operaciones y Monitoreo) el rol por el cual fue creado, que cumpla las funciones de prevención y con operadores capacitados cumplir una función que busque articular con la policía y la creada Patrulla comunal.

Los números del CEMAED (Centro de Análisis Estratégico del Delito y la Violencia), serán para el ex director de Migraciones una tendencia a tener en cuenta: aumento del robo de motos, una situación que ya generó, meses atrás, una protesta de los repartidores de delivery, los más damnificados ante estos ilícitos.

De acuerdo a los números aportados en el último informe, sobre agosto y septiembre, hubo una suba del 40% en las sustracciones de estos vehículos. Sucedieron 196 robos de motos entre dichos meses, 68 en julio, una media de 30 casos mensuales más.

El robo a los comercios es otro ítem a no descuidar: hubo un incremento del 4,5%, pasando de los 77 casos de julio a poco más de 80 de los meses de agosto y septiembre.

Por último, donde se pudo observar otro incremento, aunque solo del 2%, fue en el robo automotor debido a que el bimestre agosto-septiembre tuvo 55 casos en promedio, uno más que los de julio.

LA POSICIÓN DEL FORO MUNICIPAL

"Acá lo que ha fallado, realmente, es el Plan director de Seguridad", cuenta a modo de análisis Juan Manuel López, desde el Foro de Seguridad. "El balance de este año mostró un fracaso de ese Plan; se desbordó por falta de recursos", agregó.

"El Plan director es el Comando de Patrullas, en Mar del Plata", explicó el titular del Foro, con basta experiencia en territorio. "Logramos gestionar más combustible pero no hay prevención en Mar del Plata. Creció el arrebato y el robo de motos y bicicletas. Las cámaras de seguridad que no tienen mantenimiento y no funcionaron en casos claves, incluso de crímenes", manifestó.

Desde el Foro volvieron a pedir que "el Comando se disuelva", dijo. "Pedimos que cada comisaría sea responsable de su área ya que el Comando fracasó, porque tenemos sobre un total de 28 cuadrículas en el norte hay un total de 9 caídas", manifestó y agregó: "en Batán y en Playa Serena se les dio recurso por el pedido de la gente pero Mar del Plata en general está complicada, aumentando los casos de inseguridad en los meses de abril, mayo y junio", aportó.

El Foro de Seguridad presentó en este año un proyecto de traslado del Comando de patrullas Sur a la sede de Lomas del Golf, un espacio cedido por la Asociación Vecinal que el propio intendente Montenegro visitó oportunamente. Los trámites están "estancados" en el ministerio de Seguridad y se espera poder cristalizar ese proyecto que ya tiene el visto bueno de autoridades locales y provinciales y, obviamente, de la máxima cúpula policial del distrito.

Pero celebró casi sobre el fin del año, la aprobación de la comisión de Seguridad en el Honorable Concejo Deliberante. Un pedido del organismo que tuvo eco en la presentación del concejal kirchnerista Vito Amalfitano y el aval de la UCIP, la UTA, las cámaras que nuclea a taxistas y remiseros, Asociaciones de Fomento y entidades locales. En presidencia del HCD, Ariel Martínez Bordaisco, dio el guiño para avanzar y solo quedan mínimos detalles pero en  el 2021 habrá Seguridad en el HCD.  Para presidirla hay varios postulantes además del edil que presentó el proyecto: se candidatean Nicolás Lauría y Vilma Baragiola.

LAS FUERZAS FEDERALES

Un párrafo aparte merece la pelea que dio el municipio para que se restituyan las Fuerzas Federales. Desde el propio intendente Montenegro y con el aval de concejales oficialistas y del propio Foro. El 27 de octubre, llegó la última respuesta de Nación, en una documentación oficial, a la cual El Marplatense tuvo acceso, el organismo que encabeza la Ministra Sabina Frederic indicó que “el despliegue de Fuerzas Federales de Seguridad, en los Municipios, debe ser peticionando ante las autoridades competentes del Gobierno Provincial, toda vez que rige en el ámbito de la Nación el Consejo de Seguridad Interior, encargado de analizar minuciosamente en el ámbito de diálogo, acuerdo y articulación de la seguridad federal y local, los planteos en materia de seguridad esgrimidos por las Provincias”.

Ahora, con el Operativo de Sol a Sol en marcha, estos días se observarán algunos agentes más de las Fuerzas Federales en operativos dinámicos pero lejos se estará de alcanzar el número que pedía Montenegro y, mucho menos parece cercana la idea de que se queden en Mar del Plata después del 31 de marzo. Ojalá no sea así pero las fuentes consultadas descartan esa posibilidad.

Relacionado al incremento del delito y los robos en Mar del Plata en el último año estuvo, además de la retirada de los agentes Federales, la salida de detenidos de las cárceles bonaerenses.

En relación a las libertades concedidas en el marco de la pandemia, el intendente Montenegro aseguró a Jorge Lanata en Radio Mitre el pasado 23 de julio que "las morigeraciones han tenido un impacto. Lo que a mí me preocupa es que este hombre estaba durmiendo, tiene más de 80 años y yo le pido que se quede en su casa. La persona que ingresó tenía antecedentes y era reincidente".

La referencia fue un caso policial impactante, ocurrido en el barrio Colinas de Peralta Ramos. Ese día, de madrugada, un jubilado fusiló a un delincuente que intentaba ingresar a su domicilio en las inmediaciones de Azopardo y Bermejo. El caso tomó trascendencia nacional por lo que la radio porteña (y aquí se pudo escuchar por la 103.7FM) requirió del jefe comunal para conocer los detalles y su opinión del caso, como una persona dedicada y capacitada en la seguridad.

32 HOMICIDIOS EN EL AÑO

El 2020 cierra, además, con 32 homicidios en la ciudad. El primero de ellos ocurrió el 14 de enero y se cobró la vida de Juan Cruz Vargas ultimado por disparos de un agente del grupo Halcón que disparó -argumentó en defensa- en Parque Camet. Enero tuvo otras tres víctimas, cifra que cayó en febrero con un solo caso: la muerte del profesor Alejandro De Angeli, un caso curioso y sin resolver ocurrido el 2 de febrero.

Marzo fue el mes que quedará marcado por dos hechos con mujeres, de alto impacto mediático y social: Claudia Repetto y Jordana Rivero. El primero, estremecedor, involucró a su ex pareja y llevó varios días dar con su cuerpo, que apareció enterrado en la zona sur, el 28.  Allí se comprobó que se trató de un femicidio.

El de Rivero fue otro caso con ribetes particulares. Jordana Belén Rivero, la mujer de 28 años que murió al caer desde su departamento de un séptimo piso en pleno centro de la ciudad, fue asesinada por el hombre de 50 años que estaba junto a ella.

 

A lo largo del año fueron dos mujeres más las que hallaron la muerte, en distintos casos. El 2 de agosto, Milagros Tornari, fue alcanzada por una balacera en un cruce entre bandas en el barrio Pampa.

Unos 40 días después, Mabel Brazunas una mujer de 64 años fue asesinada en el interior de una despensa y por ello fueron aprehendidos a su propia hija y al novio. El hecho ocurrió en Bolivar al 8500. 

Otro caso trascendental para la justicia es el crimen de Gabriel Aramayo quien halló la muerte cuatro días después de haber sido atacado por al menos seis personas (algunos eran menores) a golpes y patadas para robarle la moto en la que iba a su casa tras la jornada laboral.

La familia Aramayo "quiere que se esclarezca el hecho e insisten en que se hagan los mayores esfuerzos en este caso", comentó la abogada Daniela Gutiérrez. Aseguró que los hermanos del joven asesinado "piden que la seguridad funcione de una vez por todas, en los chicos que están en la calle a la deriva y sabiendo que detrás de este delito hay menores que delinquen". El caso no fue esclarecido.

A Nicolás Vieytes, un trabajador en los camiones volcadores contratado por el EMVIAL, lo mataron de al menos un disparo cuando estaba en su automóvil en el barrio La Herradura, el pasado 29 de octubre. Los compañeros de trabajo y familiares del joven hicieron público su reclamo en la esquina del Palacio comunal para pedir justicia.

A pocos días de terminar el año, la aparición de un cuerpo estrangulado en inmediaciones del campo deportivo del club Al Ver Verás despertó la conmoción de los vecinos que denunciaron ese macabro hallazgo.  En principio se trató de un trabajador rural de la zona de Parque Hermoso que se había retirado a su domicilio y fue encontrado entre los pastizales, siendo atacado por perros salvajes.

A todo ello, la llegada del comisario General Néstor Villegas Superintendente de Seguridad Región Atlántica II, en lugar de Mariano Laure, supone un enorme desafío para un distrito como General Pueyrredon.

El año concluye, marcado por el aumento de los casos de robos y hurtos en la vía pública, situación que referentes barriales ya reclamaron desde el inicio de la pandemia.En la agenda del Ejecutivo local está anotado con marcador cada uno de los pedidos. Se trabaja por ello. Con los recursos existentes y tratando siempre de escuchar a los referentes vecinales, que son los que tienen el termómetro de lo que pasa en cada barrio.

Comentarios